Nuevo artículo de nuestro director de botánica, Stephan Scholz: conoce las flores que crecen en las orillas de las carreteras

Miércoles, 21 Febrero, 2018

Ha llovido. No mucho, pero lo suficiente para que en los campos majoreros reverdezcan los arbustos, salga hierba y destaquen las primeras flores.

Curiosamente, muchas flores pueden verse a lo largo de las carreteras. Ahí están, como alineadas, justo donde termina el asfalto o a veces incluso dentro del mismo, como puede verse en alguna de las fotos que adjuntamos. Unos metros alejados de la carretera, a lo mejor ya no se ven. Esto no quiere decir que no puedan crecer en otros sitios, pero algo encuentran muchas plantas a lo largo de las carreteras que hace que se desarrollen estupendamente bien. 

Seguramente, el asfalto acumula humedad. Lo hace tanto cuando llueve como también debido a la humedad del rocío que aparece en las mañanas frías de invierno. Las plantas la aprovechan. A su vez, las plantas son aprovechadas por las cabras sueltas. En muchos tramos de carretera de Fuerteventura las podemos ver pastando justo al lado de la carretera. Hay que tener mucho cuidado al conducir.

Corazoncillo de Lanzarote (Lotus lancerottensis)

Estos días y aun por muchas semanas más, en algunos tramos de nuestras carreteras lucen las matas bajas y compactas del corazoncillo de Lanzarote, con sus brillantes flores amarillas. Luego, hacia la primavera, desaparecen o quedan solo en algunos lugares especialmente favorables.

¿Se mueren en verano? No, son plantas perennes, es decir, viven varios o incluso muchos años. Lo que pasa es que en verano las hojas se secan y se caen casi todas. Las flores, por su parte, dan lugar a una vaina con pequeñas semillas. Sí, los corazoncillos son leguminosas, por lo que están emparentados con los garbanzos, los chícharos y las judías. En verano, la vaina se seca, se abre y las semillas salen. Muchas ramitas también se secan. Lo que siempre queda vivo es la raíz y el tronco. Con las primeras lluvias la planta vuelve a brotar.

Hay muchas especies de corazoncillo en las islas Canarias. El de Lanzarote se encuentra en esa isla, en Fuerteventura y en los islotes, y posiblemente en algunas partes del este de Gran Canaria. En Fuerteventura, aparte de crecer en los márgenes de carretera, vive en los jables y también en las montañas del interior. Las demás islas tienen otras especies diferentes de corazoncillos, algunas de ellas raras y amenazadas.

Picopajarito costero (Kickxia sagittata)

Las flores de esta mata tienen el mismo tamaño y el mismo color que las del corazoncillo de Lanzarote, por lo que a primera vista ambas especies pueden confundirse. Pero si nos fijamos bien, vemos que la forma de las flores es muy diferente en las dos plantas. La del picopajarito tiene un largo “pico” que se extiende hacia abajo, de ahí su nombre. Además, el picopajarito es una pequeña planta trepadora a la que le gusta extender sus delgadas ramitas entre las aulagas y los espinos, mientras que el corazoncillo crece pegado al suelo. Cuando el picopajarito no encuentra ninguno de estos arbustos cerca, crece a ras de la tierra y de esta forma puede aparecer también en los bordes de carretera. Se le puede encontrar en casi toda Fuerteventura, más en zonas de medianía y costeras, como su nombre indica, y exceptuando las cumbres más elevadas. También vive en Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife.

Collejón (Moricandia arvensis)

Aquí tenemos una planta que florece más bien en primavera y verano. Pero siempre hay algunas en flor, todo el año, y la hemos incluido en esta relación porque es fácil que uno se tope con ellas en bordes de carretera, sobre todo en los alrededores del poblado de Cardón y cerca de Tarajalejo. Con sus llamativas flores de color lila o azul, y en ocasiones blanco, es una especie muy decorativa. Generalmente, se trata de una planta perenne, pero vive solo pocos años. También puede comportarse como especie anual, es decir, que muere en verano y vuelve a crecer de semilla de nuevo cada año.

Parece ser que, a diferencia de las demás plantas que presentamos hoy, el collejón no es una especie nativa en Canarias. Se la encuentra en el norte de África, incluso en pleno desierto de Sahara, así como en algunas partes de la región Mediterránea. No se sabe cuándo llegó a Canarias y aparte de Fuerteventura, hasta ahora solo se la ha registrado para Gran Canaria. Se trata de una crucífera, es decir, está emparentada con la mostaza, la col y los rábanos. ¿Será comestible también? La verdad es que no lo sabemos, pero venenosa seguro que no es.

Tedera (Bituminaria bituminosa)

A lo largo de muchas carreteras de Fuerteventura, sobre todo en la parte central de la isla (por Antigua, Agua de Bueyes, Tiscamanita, Antigua y Vega de Río Palmas), en los últimos diez años son cada vez más frecuentes las tederas, que en algunos tramos crecen alineadas en largas filas. Son arbustos compactos de 20-60 cm de altura. Igual que el collejón, florecen más hacia la primavera y no tanto ahora en invierno. Es posible que estas tederas hayan sido originariamente introducidas, y son ligeramente diferentes de las nativas en la isla, que también las hay. Éstas, sin embargo, no viven en los bordes de las carreteras, sino en riscos de montaña.

Las tederas, que se encuentran en la mayor parte de la región Mediterránea, tienen un alto valor como forrajeras. Su nombre científico hace alusión a que las flores, de color lila muy bonito, huelen algo a alquitrán (bitumen) cuando las desmenuzamos frotándolas entre los dedos.

Hierba camellera (Heliotropium bacciferum)

En realidad, esta planta no muy es frecuente en los bordes de las carreteras. Más bien, crece en zonas arenosas, como los jables, y en cualquier tipo de terreno cerca de las costas. Resiste bien la salinidad, por lo que puede encontrarse muy cerca del mar. Pero a veces vive también en los bordes de la carretera, como en las imágenes que mostramos. En una de ellas, puede verse un ejemplar joven emergiendo directamente del asfalto.

La camellera tiene un olor muy característico y es una planta abundante en todas las regiones áridas del norte de África.